La Cabra Majorera

baifos-cabritos

La cabra majorera es el resultado de la selección que los pastores y ganaderos de Fuerteventura han ido realizando desde tiempos prehispánicos. Así, por medio del cruce de cabras prehispánicas con razas de muy variado origen, europea y africano, se ha conseguido una cabra perfectamente adaptada al medio árido de la isla y muy resistente.

Su producción lechera es muy elevada con medias por lactación de 550 litros, llegando a los 750 litros por año. 

Estos animales se caracterizan por ser animales grandes, de capas policromadas y pelo corto con mucosas oscuras. Los cuernos son en forma de arco y las hembras presentan un excelente formato lechero.

En la isla de Fuerteventura hay dos sistemas de explotación que se dan, principalmente basados en la producción de leche con mayor o menor grado de intensificación:

Intensivo

Donde los animales reciben toda su ración en el corral, únicamente saliendo el rebaño con el pastor a un paseo diario.

Semintensivo

El  ganado se recoge una vez al día para ser ordeñado,  complementándose la alimentación sistemáticamente en los establos.

Extensivo

Principalmente destinado a la producción cárnica, ubicado en zonas de muy baja pluviometría y con poca disponibilidad de forrajes, estas cabras no se suelen ordeñar, sino en las “apañadas”.